Versión para imprimir, PDF y correo electrónico

Si en la escuela los idiomas extranjeros no eran tu materia favorita, ahora que eres adulto te arrepientes de no haber sido lo suficientemente diligente.
Pero nunca es demasiado tarde para aprender un nuevo idioma, ciertamente no será tan fácil, pero es posible y solo presenta ventajas.

Si todavía lo dudas, aquí están las buenas razones para aprender un idioma extranjero.

Para ir de viaje:

Viajar es una experiencia gratificante, pero si no hablas el idioma del país o el inglés puede ser difícil.
Si ha decidido hacer un viaje, es conocer gente y descubrir su cultura, por lo que esta es una primera razón para aprender un idioma extranjero.
Por supuesto, si viaja todos los años, no será necesario aprender el idioma de cada país.
El inglés suele ser suficiente para ser entendido.

Para evolucionar profesionalmente:

Hoy en día, el inglés se ha vuelto casi obligatorio en algunas áreas.
Algunos trabajos se pagan mejor cuando habla un idioma extranjero.
Tres idiomas son particularmente apreciados por los reclutadores, a saber, inglés, español y alemán.

Aprender un nuevo idioma también puede ser parte de cambiar posición u orientación.
Además, será más fácil obtener una transferencia al exterior, si su plan de carrera es continuar en la misma empresa cambiando el entorno.

Para mantener un cerebro en buena forma:

Por sorprendente que pueda parecer, aprender un nuevo idioma puede ser un verdadero deporte para las meninges.
Los investigadores han demostrado que las personas bilingües tienen una mayor maleabilidad y flexibilidad cognitiva que aquellos que hablan un solo idioma.
Manejan mejor la ambigüedad, la contradicción y tienen una mejor capacidad para concentrarse.
Estas habilidades te servirán bien en el trabajo o en tu vida personal.

LEER  La guía de los mejores recursos para aprender francés

El conocimiento de un segundo idioma ayudaría a desarrollar la inteligencia verbal, la formación conceptual, el razonamiento global y estimular el descubrimiento de las reglas que subyacen en la solución de los problemas.
También es una excelente manera de luchar contra la degeneración cerebral y especialmente la enfermedad de Alzheimer.

Para lanzar un nuevo desafío personal:

Conocer un nuevo idioma es realmente satisfactorio en la vida cotidiana: ayudar a un turista, conocer y hablar con un viajero en el tren, poder decirle un "secreto" a un amigo que habla el mismo idioma sin preocuparse por el resto del grupo, investigando sobre Internet en el idioma aprendido, etc.
Estos son pequeños placeres, te lo concedo, pero ¡qué felicidad! ¡Sin mencionar que estarás orgulloso de ti mismo!