Presentado a principios de septiembre de 2020 por el Primer Ministro, Jean Castex, el plan de reactivación tiene como objetivo transformar la crisis en una oportunidad "invirtiendo principalmente en las áreas ... que crearán los puestos de trabajo del mañana".

Esto significa invertir en formación profesional para que los trabajadores y los empleadores puedan adquirir y tener las competencias adecuadas, en función del desarrollo esperado del mercado laboral. En este contexto, el plan de recuperación prevé la movilización de una dotación global de 360 ​​millones de euros para apoyar la digitalización del sistema de formación, crear nuevos contenidos educativos y apoyar el ascenso de ODL (Formación abierta y a distancia).

Un déficit de oferta

La parada brusca impuesta a la actividad de las organizaciones ...

Continúe leyendo el artículo en el sitio original →

LEER  El gobierno quiere una "reforma" de los contratos habituales de duración determinada