El mundo es cada vez más complejo y las decisiones deben tomarse más rápido. Los métodos ágiles brindan respuestas concretas a los nuevos desafíos del mundo de TI. En este videotutorial, Benoit Gantoum, programador que utiliza métodos ágiles desde su llegada a Francia, te ayudará a comprenderlos y aplicarlos. Los gerentes de proyecto y aquellos que quieran comprender los principios básicos de los métodos ágiles aprenderán un marco metodológico para integrar métodos ágiles en sus proyectos.

¿Cuáles son los 12 principios del Manifiesto Ágil?

El Manifiesto Ágil y la metodología resultante se basan en cuatro valores principales. En base a estos valores, tienes a tu disposición 12 principios ágiles que puedes adaptar fácilmente a las necesidades de tu equipo. Si los valores ágiles son los muros de carga de la casa, estos 12 principios son el espacio sobre el que se construye la casa.

Los 12 principios del manifiesto ágil en pocas palabras

  1. Asegurar la satisfacción del cliente a través de la entrega regular y oportuna de características. Al actualizar los productos regularmente, los clientes obtienen los cambios que esperan. Esto aumenta la satisfacción y asegura un flujo constante de ingresos.
  2. Adaptarse a las necesidades cambiantes, incluso después de la finalización del proyecto. El marco Agile se basa en la flexibilidad. En un proceso iterativo como Agile, la rigidez se considera infinitamente perjudicial.
  3. Proporcione soluciones que funcionen. El primer principio es que una solución que agrega valor a menudo reduce la probabilidad de que los clientes busquen en otro lugar un producto mejor.
LEER  Formación de Microsoft Outlook | CURSO PRÁCTICO v.2016 - v.2019

      4. Promover el trabajo colaborativo. La colaboración es importante en los proyectos ágiles porque es importante que todos se interesen en otros proyectos y trabajen más con personas de ideas afines.

  1. Asegurar la motivación de las partes interesadas. Personas motivadas trabajando en el proyecto. Las soluciones ágiles funcionan mejor cuando los equipos están decididos a lograr sus objetivos.
  2. Confíe en el diálogo personal para una comunicación efectiva. Nuestra comunicación ha cambiado mucho desde 2001, pero este principio sigue siendo válido. Si trabaja en un equipo disperso, tómese el tiempo para comunicarse cara a cara, por ejemplo, a través de Zoom.
  3. Un producto funcional es un importante indicador de progreso.. En un entorno ágil, el producto es lo primero en lo que debe centrarse el equipo. Esto significa que el desarrollo de un producto tiene éxito, debe ser una prioridad.
  4. Gestión de la carga de trabajo. Trabajar en modo Agile a veces es sinónimo de trabajo rápido, pero no debería generar una fatiga significativa. Por lo tanto, la carga de trabajo debe controlarse durante todo el proyecto.
  5. Esfuércese siempre por la perfección para aumentar la agilidad. Si el equipo crea un gran producto u opción en un sprint, ese resultado puede optimizarse aún más en el siguiente sprint. El equipo puede trabajar más rápido si produce constantemente un trabajo de calidad.
  6.  La décima clave del éxito es la sencillez. A veces las mejores soluciones son las soluciones más simples. Flexibilidad es sinónimo de sencillez e investigación, con respuestas sencillas a problemas complejos.
  7.  Los equipos independientes crean más valor. Recuerde que los equipos que crean valor activamente son el recurso más importante de una empresa. Reflexionan regularmente sobre cómo pueden ser más eficaces.
  8. Ajuste regular dependiendo de la situación. Los procesos ágiles a menudo implican reuniones en las que el equipo analiza los resultados y ajusta sus enfoques para el futuro.
LEER  Los fundamentos de la comunicación pública territorial

 

Seguir leyendo el artículo en el sitio original →