Es importante saber escribir bien en el trabajo y evitar errores y malas redacciones. Para hacer esto, la mejor solución es tomarse el tiempo para releer una vez que haya terminado de escribir. Aunque este es un paso descuidado con mayor frecuencia, juega un papel vital en la calidad del texto final. A continuación, se ofrecen algunos consejos para leer bien.

Revisión de texto

Se trata aquí de releer primero de forma global. Esta será una oportunidad para poner el texto en su cabeza en su totalidad y comprobar la relevancia de las diferentes ideas así como la organización de las mismas. Esto generalmente se denomina lectura de antecedentes y ayuda a garantizar que el texto tenga sentido.

Corrección de frases

Después de leer el texto completo, deberá pasar a leer las oraciones. Este paso tiene como objetivo aclarar las diferentes oraciones mientras se realizan mejoras en las expresiones utilizadas.

Por lo tanto, prestará atención a la estructura de sus oraciones y tratará de limitar las oraciones que sean demasiado largas. Lo ideal sería tener frases de entre 15 y 20 palabras como máximo. Cuando la fase tiene más de 30 palabras, se vuelve difícil de leer y comprender.

Entonces, cuando se enfrenta a oraciones largas durante la revisión, tiene dos opciones. El primero es dividir la oración en dos. La segunda es utilizar conectores lógicos también llamados "palabras de herramientas" para crear coherencia entre sus oraciones.

LEER  Prohibir los errores ortográficos en el trabajo

Además, es recomendable evitar las frases pasivas y favorecer la voz activa.

Verificar el uso de palabras

También debe asegurarse de haber utilizado las palabras correctas en los lugares correctos. Aquí, es imperativo utilizar vocabulario específico del campo profesional. En este sentido, debes utilizar palabras relacionadas con tu campo de actividad. Sin embargo, debes centrarte en palabras conocidas, breves y explícitas.

Sepa que las palabras simples y fáciles de entender hacen que el mensaje sea más preciso. Por lo tanto, estará seguro de que los lectores comprenderán fácilmente su texto. Por otro lado, cuando usa palabras largas o raras, la legibilidad se verá profundamente afectada.

Además, recuerde poner las palabras más esenciales al principio de la oración. Los estudios han demostrado que los lectores recuerdan más las palabras al comienzo de las oraciones.

Revisión de estándares y convenciones

Debe hacer todo lo posible para corregir los acuerdos gramaticales, los errores ortográficos, los acentos y la puntuación. De hecho, los estudios ya citados han demostrado que la ortografía es discriminatoria. En otras palabras, corre el riesgo de que sus lectores lo juzguen mal o lo perciban mal si su texto contiene errores.

Otra opción es utilizar un software correctivo para corregir ciertos errores. Sin embargo, deben usarse con mucho cuidado ya que pueden tener limitaciones en términos de sintaxis o gramática. Por lo tanto, no se debe confiar completamente en ellos.

Finalmente, lea su texto en voz alta para que pueda detectar cualquier oración que suene mal, repeticiones y problemas de sintaxis.