El “Proyecto de Transición Profesional” (PTP) permite a todos los empleados movilizar sus cuenta de entrenamiento personal(CPF) por su iniciativa, con el fin de realizar una acción formativa acreditativa para cambiar de oficio o profesión.


Durante el proyecto de transición profesional, el empleado se beneficia de un permiso específico durante el cual se suspende su contrato de trabajo. Su remuneración se mantiene bajo ciertas condiciones. Este sistema sustituyó al permiso individual de formación (CIF).


Comisiones Interprofesionales Mixtas Regionales (CPIR) – Asociaciones “Transitions Pro” (ATpro), también llamado Transitions Pro, examina las solicitudes de apoyo financiero para proyectos de transición profesional. Cubren los costes educativos, la remuneración y, en su caso, determinados costes accesorios relacionados con la formación.


Para orientarse en su elección de reconversión profesional y en la cumplimentación de su expediente, el empleado puede beneficiarse del apoyo de un asesor de desarrollo de carrera (CEP). El CEP informa, orienta y ayuda al empleado a formalizar su proyecto. Propone un plan de financiación.


Al final de su curso de formación, termina la suspensión del contrato del empleado. Vuelve a su puesto de trabajo o

Continúe leyendo el artículo en el sitio original →

LEER  Desarrolle sus ventas de forma sostenible: de 0 a 1