Versión para imprimir, PDF y correo electrónico

La mayoría de la gente tiene miedo a las críticas. Por qué ? Simplemente porque siempre se ha considerado un reproche o una devaluación. Sin embargo, puede constituir una palanca para el desarrollo siempre que sea constructiva. Aún hay que saber formularlo, emitirlo y acogerlo.

¿Qué es la crítica constructiva?

La crítica constructiva es todo un arte. Debe permitir al interesado identificar sus puntos débiles y los vacíos que debe llenar en varios puntos. Este no es el caso de la revisión negativa. Esto tiende a generar sentimientos de culpa y frustración. Además, destruye gravemente la autoestima.

Según los expertos en relaciones interpersonales, tienes que hacer una crítica cuando sea necesario, especialmente cuando aprecias a alguien. Pero debe estar bien expresado. Esto ayuda a la persona a progresar en la vida. Pero en todas las circunstancias, siempre debe recordar que debe elegir sus palabras antes de hablar y cuando es importante.

¿Cómo emitir críticas constructivas?

Por temor a la reacción de la persona en cuestión, la mayoría de las personas dudan en emitir una crítica. ¿Cómo va a tomar ella el comentario? ¿Podría estar ella ofendida? A veces incluso nos preguntamos sobre el futuro de la relación. Por supuesto, es imposible saber cómo reaccionará la persona y, además, no se puede cambiar nada.

Por otro lado, uno puede poner más cuidado en la forma de formular y emitir críticas. También debe hacerse para ser admisible. Entonces, hay algunas reglas que debemos respetar para alcanzar tal objetivo.

Elige el momento perfecto

Se desaconseja fuertemente reaccionar bajo la influencia de la ira. De lo contrario, corremos el riesgo de lanzar palabras hirientes y desmotivantes. Para evitar este lamentable error que puede arruinar la relación, debes esperar a que la tormenta se calme antes de decir nada. Además, uno puede desahogar su ira de muchas maneras.

LEER  ¿Cómo administrar la relación con su gerente?

Si es esencial reaccionar en el futuro inmediato, es necesario evitar enviar los comentarios a la persona a la que se dirige. En otras palabras, no se debe criticar, sino más bien una observación generalizada.

Confíe siempre en los hechos

La segunda regla empírica es no criticar su actitud. Esto equivale a juzgarlo. Como ejemplo, decirle que está aturdido si ha olvidado una cita importante no es más que un reproche. Siempre debemos estar basados ​​en hechos. Es por eso que debemos recordar las circunstancias, el lugar, la fecha y la hora.

La preparación también es requerida. La crítica a emitir debe formularse de antemano, teniendo cuidado de proporcionar ejemplos concretos. Además, es necesario preparar la reunión. Si es necesario, no dude en practicar para encontrar el tono adecuado para adoptar. Siempre debemos tener en cuenta que tenemos un mensaje para transmitir.

· Proponer una solución

Cuando hacemos una crítica constructiva, tenemos que aceptar que la persona en cuestión también tiene voz. En otras palabras, tienes que estar abierto a la discusión y dejar que se exprese libremente. A través de este intercambio, animamos al otro a evaluar adecuadamente la situación.

También es fundamental tener en cuenta sus sugerencias. Al mismo tiempo, tienes que ayudarlo a mejorar proponiendo tus propias soluciones. Una vez más, debemos seguir siendo fácticos y adoptar una perspectiva positiva. Entonces, en lugar de decir "debería haberlo hecho", es mejor usar "podría".

LEER  ¿Cómo integrarse exitosamente en un nuevo equipo?

Resalta tus fortalezas

Hacer una crítica constructiva también significa resaltar las fortalezas de los demás para consolarlos y proteger su autoestima. Al tomar conciencia de las capacidades de uno, la persona afectada gana en motivación y confianza en sí mismo. Incluso puede superarse a sí mismo.

Además, recordar las cosas correctas que ha hecho la persona es una mejor manera de lidiar con su enojo. Olvidarás tus decepciones, porque crees que él puede marcar la diferencia y solucionar el problema. Atención ! Durante toda la entrevista, es fundamental ser sincero.

Seguimiento

El objetivo con crítica constructiva es empujar a la persona afectada a optimizar su progreso a largo plazo. En otras palabras, su intervención no se detiene después de la primera entrevista. Debemos hacer un seguimiento.

Esto significa que debe permanecer disponible si necesita ayuda o si encuentra un problema nuevamente. Obviamente, es imposible llegar a él si no ha cambiado su comportamiento.

Cuando hable con su interlocutor, es importante mantener la calma. También debemos dejar de lado los sentimientos. Tenga en cuenta que el propósito no es quejarse, sino encontrar una manera de mejorar la situación.

¿Cómo recibir críticas constructivas?

Si está en condiciones de recibir críticas, ¿qué debe hacer? Evidentemente, esto no es fácil. Sin embargo, debe dejar hablar a su interlocutor. En ningún momento debes interrumpirlo. Además, debes tener buenas habilidades para escuchar.

LEER  ¿Cómo manejar a un colega que tiene una mala actitud?

También es mejor no minimizar el problema. Debemos recibir la crítica emitida y toda la emoción que la acompaña. No se trata de justificarte a ti mismo. Debe dejarle claro a su interlocutor que realmente quiere comprender sus palabras. Si es necesario, no dude en hacerle preguntas. De hecho, puede absolutamente pedir hechos específicos.

Si las emociones negativas llegan a abrumarte, evita responder de inmediato. Lo mejor es dar un paso atrás y analizar el contenido de la crítica recibida. Esto puede ayudarlo a comprender mejor el mensaje de su interlocutor. Ahí es cuando puedes dar tu opinión.

Al mismo tiempo, piense en sugerir una ruta de mejora basada en su solicitud. Si hace esto, puede mejorar su desempeño y también mejorar sus relaciones con su familia, asociados y supervisores.

Para concluir, la crítica constructiva es necesaria. Debe permitir que la persona involucrada gane confianza en sí misma y encuentre los medios adecuados para optimizar su desempeño. Una vez más, las palabras elegidas deben elegirse cuidadosamente. La crítica debe recordar los hechos, evocar las fortalezas de la persona objetivo e incluir una vía para mejorar. Si recibe una crítica constructiva, también debe aprender a recibirla. No debemos dejarnos llevar. Debes escuchar a tu interlocutor y analizar sus palabras. Debe recordar la capacidad de emitir críticas constructivas o de recibirlas en caso de errores de su parte, y una calidad que lo fortalezca.