Hoy, en el mundo profesional, una habilidad esencial y muchas veces olvidada es "saber escribir". Una cualidad que, en la era digital, a menudo se olvida.

Sin embargo, con el tiempo, nos damos cuenta de que esta habilidad puede marcar la diferencia en algún momento. Como ilustración, considere este intercambio con un HRD:

«Para la contratación planificada hoy, ¿ha encontrado un candidato??

- Realizamos numerosas pruebas y al final tuvimos dos contendientes con casi el mismo bagaje, experiencias similares. Ambos están disponibles para comenzar en esta nueva posición.

- Que vas a hacer para decidir entre ellos?

- no es complicado! Elegiremos cuál de los dos tiene la mejor fluidez en la escritura.»

En caso de duda, se da prioridad al que mejor escribe.

El ejemplo anterior ilustra muy bien cómo la escritura puede descalificar en un proceso de contratación. Tanto si eres bueno como si eres malo en cualquier sector, la experiencia ha demostrado que tener una redacción excelente puede llevar a una persona a aprovechar determinadas oportunidades. La calidad de su escritura se convierte así en una habilidad distintiva. Un elemento que puede proporcionar legitimidad adicional en el contexto de una contratación, por ejemplo. Una empresa de contratación da fe de ello y afirma: " Con las mismas habilidades, contrate al que mejor escriba». La naturaleza de la escritura de un candidato a menudo ilustra el cuidado que puede brindar a su trabajo; una característica que no deja indiferentes a los reclutadores.

LEER  Plantilla de correo electrónico para un reclamo

Dominio de la escritura: un activo esencial

Escribir es un aspecto importante del trabajo, ya sea escribir un correo electrónico, correspondencia, un informe o incluso un formulario. Facilita así la organización de las operaciones del día a día. Además, la escritura es recurrente en la vida profesional. En particular el correo electrónico, que se está convirtiendo en un proceso imprescindible dentro de cualquier negocio. Directivas entre la jerarquía y los colaboradores o intercambios entre clientes y proveedores. Por tanto, escribir bien resulta ser una habilidad deseada, incluso si rara vez aparece en los sistemas de referencia empresarial.

Escribir es muy estresante para muchos de nosotros. Para hacer desaparecer este malestar, hágase las siguientes preguntas:

  • ¿Tengo realmente los conocimientos básicos de escritura en francés?
  • ¿Mi escritura suele ser lo suficientemente precisa y clara?
  • ¿Debo cambiar la forma en que escribo mis correos electrónicos, informes y más?

¿Qué conclusión podemos sacar de esto?

Las preguntas planteadas anteriormente son bastante legítimas. En un entorno profesional, con mayor frecuencia se esperan dos cosas esenciales cuando se trata de escribir.

Tenemos, primero, la forma donde es fundamental prestar especial atención a la escritura, Para elortografía, sino también aorganización de ideas. Así, cada uno de tus escritos debe tener en cuenta la precisión y claridad sin olvidar la concisión.

Para finalizar, el contenido que usted pone a disposición de sus colegas o superior de escritura a mano. Debe ser relevante. No se trata de escribir para escribir sino de ser leído y comprendido. Al igual que tú, nadie tiene tiempo que perder.