Versión para imprimir, PDF y correo electrónico

Quiere progresar, sepa que un ascenso no se obtiene fácilmente. Debes tener una estrategia. Muchas personas han trabajado toda su vida sin haber obtenido nunca nada.

¿Cuáles son los errores que pueden bloquear una promoción? Aquí hay 12 errores que nunca debes cometer. Están muy extendidas, y es posible que sin darte cuenta estés haciendo casi imposible tu evolución.

1. Quieres un ascenso, pero nadie lo sabe

Al contrario de lo que creen algunos soñadores, no obtendrás un ascenso trabajando duro. Por el contrario, solo los empleados trabajadores y talentosos que expresan su deseo de hacer más son recompensados ​​con un nuevo rango. Si nunca le hubiera dicho a su jefe que soñaba con un puesto nuevo y superior. Solo puede esperar una palmadita en el hombro y algunas sonrisas. Lo cual tiene sentido, si tu jefe no está al tanto de tus objetivos profesionales. Concierte una cita con él o ella y dígale que quieres una promoción. También pídele algún consejo sobre tu situación particular.

2. No olvide mostrar sus habilidades de liderazgo.

La calidad de su trabajo significa que a menudo sus colegas o superiores lo consultan. Si quieres subir de rango, tienes que demostrar tus habilidades de liderazgo. No dejes que otros hagan una carrera de tu trabajo. Cuando se dan promociones, se prefiere a personas con habilidades de liderazgo. Encuentre maneras de motivar a sus colegas, haga sugerencias y haga un esfuerzo adicional. Si haces un gran trabajo, pero cuando llegas al trabajo no saludas a nadie. Para la promoción no se gana por adelantado.

LEER  Acelere su nivel de éxito para alcanzar mejor sus objetivos.

3. Trate de apegarse lo más posible al código de vestimenta de los chefs.

Puede que no lo hayas notado, pero lo más probable es que tu líder esté usando un tipo específico de ropa. Entonces, si todos los líderes usan pantalones y zapatos negros, evite las bermudas y las camisas florales. Aunque los códigos de vestimenta varían de una industria a otra, preste atención a cómo se visten las personas en el puesto que está solicitando. Intenta imitarlos sin comprometer tu personalidad y sin exagerar tampoco.

4. Cuestión de trabajo, supere las expectativas.

Si crees que tu jefe no sabe cuánto tiempo pasas en Facebook cada día, estás equivocado. Si solo estás bromeando en el trabajo, tu jefe lo notará. Y eso no te va a ayudar a que te asciendan. En su lugar, intente experimentar con diferentes métodos de trabajo, nuevo software, nueva aplicación. Realice un seguimiento de su tiempo de trabajo y descubra cómo utilizarlo mejor para hacer más trabajo en menos tiempo. A todo el mundo le gusta un trabajo bien hecho rápidamente.

5. Actúa como un profesional consumado

Hay una diferencia entre el conocimiento y la omnisciencia, porque si te perciben como una persona sabelotodo te puede costar tu promoción. Los gerentes buscan a alguien que pueda desarrollarse y prepararse para un nuevo puesto. Si eres engreído, tu jefe puede pensar que le será imposible capacitarte. En cambio, no tengas miedo de admitir lo que no sabes y desarrolla tu humildad. Nadie quiere trabajar con un idiota que no entiende nada, pero que sin embargo se cree un especialista.

LEER  ¿Cómo recuperar tu motivación después de un período difícil?

6. Evita perder el tiempo quejándote

Todo el mundo puede quejarse de su trabajo de vez en cuando. Pero quejarse constantemente pondrá nerviosos a sus colegas y gerentes. Alguien que pasa su tiempo llorando y sin trabajar no está destinado a convertirse en gerente. Cuente la cantidad de veces que se ha quejado esta semana, identifique los problemas que le molestaron y elabore un plan para mejorar la situación.

7. ¿Cuáles son las prioridades de su gerente?

Sabes que quieres un aumento. Pero también debe saber lo que quiere su gerente. ¿Cuáles son sus objetivos y preferencias laborales? Esto es para que puedas adaptarte a él tanto como sea posible. Puede que estés dirigiendo todos tus esfuerzos y concentrando todas tus habilidades en la dirección equivocada. Manténgase alerta a cualquier cambio en la situación. Si tu jefe nunca lee esos correos electrónicos y nunca toma café. No lo espere en la máquina de café y no le envíe por correo electrónico un informe de 12 páginas.

8. Asegúrate de ser alguien en quien puedas confiar

Estamos hablando de la confianza que surge cuando tu jefe sabe que puedes hacer un trabajo y hacerlo bien. Es posible que no tenga buenas habilidades de comunicación o que con frecuencia tenga poco tiempo. Lo que puede conducir a problemas de confianza entre usted y su jefe. Él puede preguntarse acerca de sus habilidades y seriedad. Si es así, habla con tu jefe sobre la mejor manera de mantenerlo informado sobre el trabajo en curso.

9. Cuida tu reputación

Tu reputación dice mucho de ti, especialmente cuando se trata de promociones. A menudo te enfermas durante las vacaciones escolares. Bloqueo prácticamente todos los días en los atascos de tráfico. El archivo que tenía que devolver se retrasó porque su computadora falló. En otras palabras, cuando quieres un ascenso, tienes que trabajar. Y resolver todos los problemas, que en el día a día pueden sugerir que estás actuando de mala fe, es parte del trabajo.

LEER  Aprenda más rápido y mejor Memorice: salga del callejón sin salida del trabajo duro

10. No pienses solo en el dinero

La mayoría de los ascensos vienen con un aumento de sueldo y no hay nada de malo en querer ganar algo de dinero. Pero si está buscando un nuevo trabajo solo por el dinero. Es probable que vea pasar de largo a las personas que realmente quieren las responsabilidades y los ingresos adicionales que las acompañan. Tu jefe preferirá a las personas que se preocupan por el negocio, a las que les gusta el trabajo bien hecho. No solo aquellos que quieren un salario más alto y para quienes nada más importa

11. Mejora tus habilidades de relación.

Si no sabes cómo comunicarte o llevarte bien con los demás, limitas tus posibilidades de avanzar en la empresa. En su nuevo puesto, es posible que deba administrar a otro empleado o a todo un equipo. Tu jefe necesita saber que puedes interactuar con él de una manera positiva y motivadora. Demuestra estas habilidades ahora. Piense en cómo interactúa con los demás y vea cómo puede mejorar sus habilidades de relación en cualquier situación.

12. Cuida tu salud.

Crees que a tu jefe no le importa que cuides tu salud. Se equivoca. Te guste o no, los malos hábitos de alimentación, ejercicio y sueño pueden afectar tu lugar de trabajo. Tu jefe podría decirte: si no puedes cuidar de ti mismo, ¿cómo vas a cuidar de los demás? Si sabe que puede cuidarse mejor en el trabajo y en el hogar, fíjese metas pequeñas y alcanzables. Te ayudará a sentirte lleno de energía y positivo.