Versión para imprimir, PDF y correo electrónico

Una linda animación en movimiento con tema de compras en PowerPoint. Para reproducir todo esto tienes derecho a un montón de consejos. Una buena forma de abastecerse de buenas ideas para sus próximas diapositivas. Aproveche la oportunidad para revisar los diversos elementos de una buena presentación en el resto del artículo.

Prepare la estructura de su presentación con anticipación

Cuando la gente se va a reunir para asistir a tu presentación. No vendrán a mirar bellas fotos. Tienen trabajo y ciertamente no tienen tiempo que perder. Por lo tanto, debe preparar adecuadamente el mensaje que desea transmitir. Un plan detallado que especifique la secuencia de temas que va a discutir y su orden de importancia es un requisito previo esencial.

Asegure la consistencia de su presentación

Con una idea clara de cómo se desarrollará su intervención. Es fundamental que compruebes la consistencia tanto en el fondo como en la forma del conjunto. Si cada diapositiva usa una fuente y colores diferentes. Ya sea que diga palabras contradictorias o totalmente desarticuladas, la acumulación de pequeños errores devolverá una imagen de amateurismo. Mientras que, por el contrario, un grupo de diapositivas respetando la misma carta gráfica tiene un enunciado lineal y bien ilustrado. Demostrará su perfecto dominio de la situación.

Usa bien los medios

Si se usan sin excesos, las animaciones con bonitas fotos pueden mantener despierto a su audiencia. Sin embargo, tenga cuidado con las exageraciones en este ámbito. Diapositivas adornadas con fotografías puramente decorativas que no aportan nada. Música de película en medio de una presentación para resaltar un detalle insignificante. Todo esto se puede tomar como una falta de seriedad. Recuerde que una imagen es mejor que mil palabras y es mejor que sea simple. La presentación debe basarse en su intervención oral. Las diapositivas están ahí para apoyarlo e ilustrar su punto.

LEER  Microsoft PowerPoint: comprenda su utilidad y sus funcionalidades.

Utilice fuentes relevantes

Cuando evoca un número, una información, es fundamental que sepamos el origen de su cotización. Esto permitirá a sus oyentes examinar la veracidad de la información que les proporcione. No se puede cuestionar el rigor y la seriedad de su trabajo. Tu credibilidad saldrá reforzada. No te confundirás con los que tiran números o dicen cosas imposibles de verificar, los charlatanes.

Ensaye su presentación antes del Día D

Adapta tus ensayos a los retos de la presentación que tienes que dar. Para una reunión rápida con colegas, bastará con simples pruebas de rutina. Por otro lado, sobre un tema con graves repercusiones en caso de error. Debes evitar toda negligencia, a menos que aceptes las consecuencias. No es cuestión de que te des cuenta frente a un cliente o un gerente de que uno de tus títulos no aparece. Donde alguna vez olvidó revisar la ortografía de todos sus textos. Todo debe comprobarse con antelación.