Las personas vulnerables en riesgo de desarrollar una forma grave de infección por Covid-19, así como los empleados que sean padres de un niño menor de 16 años o de una persona con una discapacidad que sea objeto de una medida de aislamiento, desalojo o manutención domiciliaria pueden, según ciertas condiciones, se benefician de la actividad parcial.

Estos empleados que no pueden seguir trabajando se benefician de una asignación parcial de actividad que se fija en el 70% de la retribución bruta de referencia limitada a 4,5 salarios mínimos horarios.

Hasta el 31 de enero de 2021, en aplicación del régimen de common law, la tarifa horaria del subsidio de actividad parcial que le paga el Estado se fija en el 60%. Esta tasa es del 70% para los sectores protegidos que se benefician del aumento de la tasa de la asignación por actividad parcial.

A partir del 1 de febrero de 2021, debería establecerse una tarifa única aplicable a todas las empresas independientemente de su sector de actividad (common law o sectores protegidos). Pero esta medida se pospone hasta el 1 de marzo de 2021.

A partir de esta fecha, se aplicará una tarifa única por hora para el cálculo de la asignación parcial de actividad. Esta tasa única se fija en 60 ...

Continúe leyendo el artículo en el sitio original →

LEER  Trabajos en geografía